browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.
«
»

aforismos

Publicado por - 17/05/2011

La Arquitectura Sostenible viene definida por una serie de principios básicos. No existe una relación cerrada de los mismos, si bien los enumerados a continuación se consideran básicos e irrenunciables:

1. Valorar las necesidades iniciales del proyecto.

La arquitectura crea espacios que se adecúan a nuestras necesidades y nos protegen de las situaciones adversas de la naturaleza. Construir cualquier edificio comporta necesariamente modificar el entorno con el consiguiente impacto. La arquitectura bioclimática plantea como uno de sus objetivos analizar y valorar las necesidades de espacio y superficie, distinguiendo y, posteriormente, priorizando entre aquellas indispensables de las optativas.

Es cierto que la implantación de diversos sistemas de captación energética, la aplicación de determinados sistemas constructivos, el cuidado en la ejecución de los trabajos de obra, el agrupamiento y catalogación de los residuos de construcción y demolición o la utilización de materiales no habituales, así como los estudios previos que requiere un proyecto de estas características, pueden requerir de la aplicación de un sobrecoste con respecto a la construcción convencional. No obstante, siempre podemos pensar en la incorporación al proyecto de arquitectura de una serie de estrategias de acondicionamiento pasivo, que no requieren más que del conocimiento previo del entorno y de la aplicación y uso adecuado de los parámetros que lo determinan, tales como el soleamiento y el régimen de vientos, o la pluviosidad y la vegetación circundante.

2. Proyectar la obra de acuerdo al clima local.

Construir con el clima es uno de los principios básicos de un proyecto arquitectónico bioclimático y tiene como objetivo conseguir una adecuación perfecta entre el clima, necesidades humanas y construcción sostenible. Este principio va a influir directamente en cuatro aspectos: los materiales utilizados, las técnicas desarrolladas, los sistemas constructivos y, finalmente, el diseño de los edificios (aprovechamiento pasivo del aporte energético solar, optimización de la iluminación y de la ventilación natural para ahorrar energía, todas éstas, aprovechando las características del clima).

3. Utilizar materiales obtenidos de materias primas de origen local.

El uso de materiales obtenidos de materias primas locales reduce considerablemente el impacto ambiental (reducción del tiempo de transporte, del consumo de combustible, de la contaminación ambiental…). Será importante seleccionar aquellos materiales cuyo tratamiento y transformación usen procesos que necesiten poca energía.

4. Utilizar materiales sostenibles, reciclables y reutilizables.

La utilización de materiales reciclables prolonga la permanencia de las materias en el ciclo económico y ecológico, reduciendo el consumo de materias primas y la cantidad de desechos. La importancia de los materiales de construcción a la hora de crear un modelo de construcción sostenible es innegable. A lo largo de la historia se ha producido un cambio en el proceso de obtención de los materiales, hasta no hace mucho las mayoritarias sociedades rurales obtenían sus materiales en el entorno más próximo con un impacto sobre el territorio relativamente bajo. La aparición de medios de extracción y fabricación más eficientes y potentes, así como un transporte mucho más globalizado por la abundante y barata disponibilidad de energía, hace que la producción de materiales pierda la inmediatez de lo cercano y se convierta en una actividad altamente impactante.

Si algo diferencia el tema de los materiales de otros que constituyen el ciclo de vida de la construcción, es el hecho de que, mientras el planeamiento urbanístico, el diseño y ejecución de los edificios parece coto cerrado de técnicos, prácticamente cualquier ciudadano tendrá en multitud de ocasiones la posibilidad de elegir determinados materiales (pequeñas reformas, tareas de mantenimiento, etc.).

El análisis de las variables en todo el ciclo de vida del material nos puede determinar una serie de pautas a seguir para seleccionar los materiales más sostenibles. Son los materiales que:

– procedan de fuente renovables y abundantes; – no contaminen; – consumen poca energía en su ciclo de vida; – sean duraderos; – puedan estandarizarse; – sean fácilmente valorizables; – procedan de producción justa; – tengan valor cultural en su entorno; – tengan bajo coste económico.

5. Optimizar el ahorro y la eficiencia energética. No solo tiene consecuencias desde el punto de vista medioambiental sino también económico.

Una vez que tenemos aportes energéticos naturales, debemos ser capaces de almacenar esa energía y de utilizarla del modo que convenga a nuestros fines. Para ello, estudiaremos en qué zonas del espacio interior (suelos, techos o paredes) el sol impacta, y dispondremos en ellas material adecuado capaz de acumular esta energía. Si lo pensamos bien, no tenemos por qué recurrir a excesivos tecnicismos y tan sólo acudir a la razón y a la experiencia acumulada por cada uno de nosotros para explicar este fenómeno.

Si conocemos por tanto el comportamiento de los materiales (y de todo ello se pueden obtener datos muy precisos), podemos disponer el más adecuado para el paramento receptor de la radiación solar, de modo que seamos capaces de controlar la cantidad de energía acumulada y posteriormente la restitución al ambiente interior. Esta secuencia de aporte, acumulación y restitución será diferente en tiempo y en cantidad, y tendrá respuestas más o menos adecuadas a las necesidades de confort.

6. Implantar sistemas de energías renovables.

En el proyecto del edificio se debe introducir el uso de tecnologías que utilicen energías renovables (energía solar térmica, energía solar fotovoltaica…). Son fuentes de abastecimiento que respetan el medio ambiente. Lo que no significa que no ocasionen efectos negativos sobre el entorno, pero éstos son infinitamente menores si los comparamos con los impactos ambientales de las energías convencionales (combustibles fósiles: petróleo, gas y carbón; energía nuclear, etc.) y además son casi siempre reversibles.

Otras ventajas a señalar de las energías renovables son su contribución al equilibrio territorial, ya que pueden instalarse en zonas rurales y aisladas, y a la disminución de la dependencia de suministros externos, ya que las energías renovables son autóctonas, mientras que los combustibles fósiles sólo se encuentran en un número limitado de países.

7. Implantar sistemas de ahorro de agua.

Se promueve la instalación de dispositivos que, o bien reduzcan el consumo hídrico, o bien aprovechen el agua de lluvia para usos diferentes (WC, ducha, lavado de ropa, riego de plantas, etc.). Al igual que con el ahorro energético, no solo comporta consecuencias medioambientales sino también económicas.

8. Alcanzar un confort ambiental óptimo.

La existencia de riesgos para la salud de los usuarios no depende únicamente de la seguridad en el edificio, sino de múltiples factores: salubridad de los materiales utilizados en la construcción, correcta iluminación, confort térmico, control acústico…

9. Implantar sistemas de calidad en la construcción de los edificios.

Los edificios ecológicamente sostenibles tienen mayor calidad y mayor longevidad, así como un mantenimiento más racional y menos costoso.

10. Gestionar ecológicamente los residuos.

El edificio genera una cantidad ingente de residuos a lo largo de su ciclo vital. Gestionar ecológicamente los residuos que tienen como fuente de origen el edificio (demoliciones, reestructuraciones, restauraciones, así como los generados por el usuario del edificio) comporta la puesta en marcha de políticas de recuperación, reciclaje y reutilización de estos residuos.

Fuentes:   Apuntes – Curso de Arquitectura Bioclimática – EXITAE Guía de Construcción Sostenible



«
»

One Response to aforismos

  1. Ana Bonilla

    Felicitaciones por éste proyecto arquitectonico.
    Me parece muy apropiado este proyecto de vivienda ambiental, cuando hoy es urgente y necesario optimizar los recursos naturales. Me gustaria compartir mis inquietudes puesto que compré casa en Santa Marta Colombia, donde cada vez se siente el calentamiento global, no llueve desde hace ocho meses, los íios están secos y se tiene el mar caribe a nuesra disposición.
    Veo la necesidad de hacerle unas modificaciones importantes a mi casa para que sea bioclimática, optimizando el aire y la luz natural. El tema del agua me preocupa muchísimo, llega irregularmente del acueducto, hay tanque subterráneo y no dejan hacer un aljibe. Si puedes darme algún consejo al respecto te lo agradezco inmensamente.

Deja un comentario