browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

¿arquitectura sostenible?


El término SOSTENIBLE tiene amplia difusión en todos los campos de la vida: desarrollo sostenible, economía sostenible…, cuyo denominador común es tratar de SATISFACER LAS NECESIDADES PRESENTES, SIN CREAR FUERTES PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES Y SIN COMPROMETER LA DEMANDA DE LAS GENERACIONES FUTURAS.

Reciclaje Planeta

La creciente preocupación por las consecuencias medioambientales de la industrialización y de las malas conductas, origina una conciencia social y gubernamental ante la necesidad de controlar y reparar los daños causados, así como de condicionar la viabilidad de un proyecto a que este permita a las generaciones futuras disponer de recursos en su futuro. Actualmente es referente obligatorio en todas las políticas de desarrollo económico.

En el ámbito de la ARQUITECTURA, disciplina que influye en gran medida en nuestro medio ambiente, también se ha desarrollado esta tendencia, buscando minimizar el impacto ambiental ya sea teniendo en cuenta las condiciones climatológicas de cada zona y reduciendo el consumo de energía, ya sea utilizando los materiales de construcción de forma eficaz y austera, o proyectando sistemas e instalaciones que gestionen los residuos generados reciclándolos para su posterior reutilización.

AS-1

Es la forma de hacer arquitectura teniendo en cuenta las medidas necesarias para respetar el medio ambiente, el lugar en el que vivimos, perjudicando lo menos posible al ecosistema y tratando de mantener en la medida de lo posible un equilibrio en el ciclo de la vida, viniendo definida por una serie de PRINCIPIOS BÁSICOS que debemos tener en cuenta en el desarrollo de nuestros proyectos y en la ejecución de las obras.

Resulta provechoso que este concepto haya afortunadamente alcanzado un sitio propio en nuestro pensamiento y en nuestra gestión social. Porque, al fin y al cabo, su propósito es para el bien de todos, y también por fortuna se ha establecido en nuestra sociedad para quedarse y abrir nuevos caminos. No debemos dar la espalda a la realidad y a la responsabilidad que tenemos ante nuestro entorno y ante nuestro planeta, y actuar siempre en la medida de nuestras posibilidades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.